Analizando un poco el panorama del comportamiento humano ante el reciente incidente de la gasolina y sin mencionar partidos, les comparto mi opinión ante los sucesos de días pasados.

Afortunadamente y Desafortunadamente, las redes sociales se han convertido en una herramienta con doble estilo, tú decides si lo usas como algo positivo o negativo, de entretenimiento o de información, o simplemente como pasatiempo.

En facebook todos podemos expresar los pensamientos y en muchos casos sin abundar más o revisar que la fuente de información sea verídica compartimos notas falsas y alarmantes.

En algunas ocasiones, lejos de ayudar perjudica la estabilidad, sobre todo en el reciente caso del supuesto faltante de gasolina, donde NO FALTÓ, ya que en algunas gasolineras había y en otras no, todo era cuestión de saber en dónde si y que tan necesaria era, en ese momento o podíamos cambiar el estilo de vida unos días usando transporte.

La gente bien hubiese podido cargar su combustible de manera regular, pero al entrarse del supuesto faltante, la gente salía con desesperación a invadir las gasolineras, con compras de pánico de manera desesperada y egoísta.

En ocasiones el abuso de algunos vivaces, la reventa era ofertada en las mismas redes sociales, por personas que compraron de manera exagerada para luego hacer negocio, sintiéndose más listos.

En una gasolinera incluso llegaron a los golpes por detectar a una persona que llevaba galones de 20 lts y regresaba a llenaros nuevamente y lo sacaron de la fila a golpes, existen videos en las redes de ese incidente.

  • Eso nos indica que debemos cambiar nuestra mentalidad como mexicanos ya que ante los ojos del mundo estamos dejando mucho de qué hablar y no son cosas positivas y hasta nos indignamos con que alguien comente algo haciendo críticas constructivas hacia nosotros, como el caso de Silvia Dolz, donde Silvia como extranjera comenta que los mexicanos no caminamos ni 2 cuadras, que no queremos usar combi o camión, yo no lo considero ofensivo, es real.

Debemos de dejar un poco el egoísmo, ya que eso perjudico a tal grado que quienes realmente necesitaba el combustible, no podían obtenerlo, y algunos cuantos con el líquido en abundancia con las compras de pánico.

Ese fue el gran problema, la actitud de los mexicanos, donde siempre resaltaban los más listos, como el caso de una persona que salió a surtir no solo su carga del tanque en la camioneta, sino que subió un tinaco e intentaba llenarlo, algunos otros llenando los garrafones de agua los cuales también podrían dañar la salud a largo plazo en caso de reutilizarlos, y en un caso algunos otros que compraron agua de una reconocida marca y la vaciaron en el pasto, para luego llenar 4 galones de 4/5lts.

Que nos pasa, que estamos haciendo, que les estamos enseñando a las nuevas generaciones con ese tipo de actitudes, hoy es la gasolina y mañana podría ser otra cosa con mayor necesidad, ojala que nos analicemos cada uno y hagamos una reflexión del comportamiento que llevamos.

Gaby SANDU.

fotos de usuarios facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here