El mezcal del origen náhuatl que significa: “Maguey cocido”.

A la llegada de los españoles a México la fusión de estas 2 culturas, la prehispánica: aportando un mosto fermentado del agave y la española: que aporto el conocimiento de las técnicas de destilación, la que dio como resultado el nacimiento del mezcal y México siendo un país que produce mezcal en casi todo su territorio, tiene una ancestral producción mezcalera, sin embargo, Michoacán se destaca por un municipio en específico, donde se produce mezcal de la mejor calidad, en Etúcuaro. Municipio de Villa Madero, en Michoacán.

Respetando los conocimientos, culturales y tradicionales, siguiendo los mismos pasos del discernimiento que heredaron sus padres y ascendencias de varias familias mezcaleras, hoy en día están logrando hacer realidad ese sueño de sus antepasados.

Del agave, también conocido como maguey o cabuya, surge la transformación, y tiene que pasar al menos desde los 7 a los 10 y algunas veces hasta 12 años para que madure y poder obtener un mezcal cien por ciento maduro y que se pueda cosechar.

El proceso de elaboración es totalmente artesanal y ancestral, HOY considerado un ARTE (es hecho a la antigua).

Entre el agave, el fuego y el agua, surge la magia para la elaboración de esta gran y popular bebida.

La técnica de la destilación del mezcal ha sido por años una muestra de lo que la naturaleza nos da y en manos de artesanos se puede transformar.

El mezcal ha sido fuente de ingreso para muchas familias mezcaleras en este mencionado municipio.

Elaboración del mezcal: Se limpia el horno, hay que arrimar la leña, se comienza labrando con la tarecua (herramienta para cortar el maguey), y sacar el corazón o la piña, que es el maguey sin pencas los 2 tipos de agave que utilizan en esta zona, es el maguey chino, maguey alto y el espadín, agave típico de la región que el microclima favorece la reproducción de esta planta.

Los mezcaleros dejan coser las piñas durante 6 o 7 horas, en el horno especial y lo ponen a fuego y tapadas con palma, piedra y tierra y dejan reposar hasta por 6 o 7 días.

Con el paso del tiempo el mezcal ha adquirido más demanda y es por eso que para agilizar el proceso se utiliza la desintegradora para dar paso a la fermentación.

Ya fermentado se pasa al mezcalero.

Durante la destilación del agave el mezcal se clasifica en diferentes grados.

El proceso dura aproximadamente entre 3 semanas y un mes aproximadamente.

El costo del producto final es muy variado dentro del municipio, desde quienes lo venden a granel y quienes lo envasan o cuanto invierten en el envasado o una mejor presentación, sin embargo no todo la bebida tiene un sabor agradable ya que cada productor tiene sus propios secretos de elaboración para dar su toque especial o sus diversos sabores ya que hoy en día, también lo podemos probar con sabores frutales.

El mezcal también es utilizado para remedios caseros, para algunas infecciones cutáneas siendo el mejor pretexto para utilizarlo, y quien no escuchado estos refranes?, “para todo mal el mezcal y para todo bien también” O “una copita y con eso se quita”.

Siglos de tradición en una botella representando fielmente las costumbres mexicanas que combinan lo mejor de nuestro pasado y presente y permite degustar del genuino mezcal.

Por:Gaby SanDu

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here